Trophy Scars – Hospital Music for the Aesthetics of Language (2004)

La cultura a lo largo del siglo pasado fue asumiendo un carácter propio de una etapa vital particular: la adolescencia. Es por ello que la música, la música en general y el pop en particular, asímilo un discurso de la angustia existencial como punto pivotante de todas las relaciones temáticas asimilables en la música. Es por ello que la música se ha ido trufando de todo el imaginario post-adolescente propio de nuestra era; una época donde la vida adulta jamás llega porque permanecemos en un eterno proceso de auto-revolución sentimental. Por ello quizás el amor sea uno de los puntos que más han sido exaltados: por su carácter puramente adolescente, pasional sin razón que lo domine, se trata de algo que acude no a la razón, sino a las vivencias compartidas de toda la comunidad. Pero el amor, en el imaginario artístico clásico, siempre se ha situado más cercano a las formas más poéticas y elevadas del carácter humano que de sus formas más fisicalizadas y, por ende, más próximas sino a la realidad, si al menos a la cotidianidad. Por ello es interesante ver el punto en que ese cierto carácter elegíaco, de poesía de relumblón, se vaporiza en favor de los aspectos más violentados y mundanos del amor humano, lo cual caracterizarían perfectamente Trophy Scars.

En esta primerísima primera obra del grupo nos encontramos el fervor adolescente que uno espera en una primera obra: una rabia tan apenas contenida, si es que lo está en alguna medida, que nos lleva hacia los campos más destructivos del screamo. Pero, contra todo pronóstico, consiguen que el disco vaya más allá para hacer de su género el punto de síntesis de cuantos géneros se les ponen por delante. De este modo nos encontramos con un predominante carácter jazz en el cual los instrumentos van destripando con virulencia unas melodías cargadas de tecnicismo que, sin embargo, jamás dejan de sonar accesibles; como el resultado de la cópula entre un tímido tecnicismo y un desnudamiento público sin pudor. Pero es justo ahí es donde se sitúa el concepto mismo de su disco: a través de la calculada violencia imprimida en su música desnudan todo sentimiento tras de sí. Aquí sólo hay sitio para el amor, uno tan puro, perfecto y humano que sólo se puede definir a través de un acto de violencia desmedida y descontrolada que carece de cualquier razonamiento lógico. Perpetúan un acto de puro terrorismo ballardiano sólo que al revés, aquí no cabe sitio para la nueva carne en tanto sólo pueden redefinir el espacio mesetario del hombre, la geografía sentimental; lo que hay más allá de la mente y se circunscribe en las vísceras.

De éste modo lo que Crash de Ballard fue para la nueva carne -una nueva carne aun apenas sí en tésis cuando fue re-convertida síntesis brutal- podríamos decir que es ‘Hospital Music for the Aesthetics of Language’ de Trophy Scars para el nuevo sentimentalismo: la literalización de nuevas formas existenciales a través del choque premeditado. Y es que aquí Trophy Scars no sólo se definen como extremadamente adolescentes y, por ello, sentimentales, sino que lo imponen como una característica necesaria; nos enseñan los sentimientos que realmente poseemos y nos habían sido hasta ahora ocultados por la necesidad de ‘madurar’. El amor nunca fue una cuestión de la razón, siempre fue una cuestión de la física sentimental de los cuerpos.

Escúchalo.

http://open.spotify.com/album/35JG2V9zU0ht0agFPqh0ga

Obras relacionadas.

Hellfire Within Me: Trophy Scars – Bad Luck (2009)
Hellfire Within Me: Trophy Scars – Hospital Music for the Aesthetics of Language (2007)
Sputnik Music: Trophy Scars – Never Born, Never Dead

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: